Inicio » Prevención del Cáncer y la Practica Deportiva

Prevención del Cáncer y la Practica Deportiva

Publicado por Ursula Sánchez | 30.05.2013 | Prevención Del Cáncer

ACTIVIDAD FÍSICA Y CÁNCER

Se define como cáncer al crecimiento de tejido nuevo resultante de una continua y rápida producción de celulas anormales que invaden y destruyen tejidos.

Existen varios factores predisponentes para causar este crecimiento incontrolado como:

1. Traumaticos: por exposición a RX, analgésicos…

2. Sexo: mujer predisposición a cancer de mama. Hombre predisposición a cáncer de próstata.

3. Constitucionales:

a. Genéticos.

b. Altura.

c. Grasa corporal: un índice de masa corporal bajo, aumenta la probabilidad de cáncer de prostata y disminuye el eje gonadal produciendo a su vez una disminución de testosterona y un retraso en la menarquia disminuyendo el número de ciclos y a su vez disminuyendo la incidencia.

4. Dieta: alimentos biológicos, minerales, antioxidantes, aumento de vitaminas, aumento de AINES, ingesta de fibra, proteinas grasas…

La realización de ejercicio no hace que el individuo quede exento del desarrollo de una neoplasia.

Dentro del deporte, no todas las modalidades son buenas para la prevención del cáncer, ya que por ejemplo los deportes de fondo, alteran la capacidad pulmonar, aumentando esta, incrementando por lo tanto las células epiteliales aumentando el riesgo de cáncer de pulmón.

Estadísticamente esta demostrado que el cáncer de colón, el de mama y el de endometrio disminuyen su incidencia en aquellos individuos que han practicado deporte de una forma moderada pero en la otra cara de la moneda estaría por ejemplo la neoplasia de recto, que con el deporte aumentaría su riesgo.

Se entiende que al practicar deporte de una manera regular, la persona llevará una vida sana, con una alimentación equilibrada, sin la adicción al tabaco, con lo que se supone que disminuirá el riesgo de padecer cáncer, pero al realizar ejercicio uno se expone a los traumatismos/lesiones normales de esta práctica que conllevaría una sustitución de tejidos más rápido de lo normal y consecuencia de estas lesiones estaría el aumento de la exposición a las radiaciones en forma de radiografía, escáner …

En otros estudios se ha demostrado que a partir de cierta edad (mayores de 80 años) el número de personas que padecen algún proceso tumoral que han practicado deporte es mayor que en aquellos que han llevado una vida más sedentaria. Esto se podría entender si vemos que en aquellas personas que practican deporte, aumenta la calidad y esperanza de vida, disminuye considerablemente el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y han llevado una vida en teoría más sana, lo que les ha llevado a vivir más. Aquellas personas con una vida sin ejercicio, tienen más riesgo de padecer más patologías, menor esperanza de vida y por lo tanto no tener una vida tan longeva.

Sobre Ursula Sánchez

Ursula Sánchez

Grado en Enfermeria.
Enfermera Especializada en Nutrición
Enfermera de Quirófano.


¿Quieres leer más artículos de Ursula Sánchez?

No hay comentarios

    Deja tu comentario

    Recibe GRATIS en tu email nuestras recomendaciones de salud

    ico newsletter
    100% libre de SPAM
    Acepto las condiciones y política de privacidad de enfermera.io