Inicio » Guia de Hipertensión Arterial y sus Consecuencias

Guia de Hipertensión Arterial y sus Consecuencias

Publicado por Alba Becerro | 01.03.2017 | Actualidad de Enfermeria

La Hipertensión arterial (HTA) es uno de los trastornos crónicos más frecuentes en el mundo occidental.

Constituye un problema de vital importancia para nuestra sociedad, tanto por los perjuicios que ocasiona en la salud de las personas, como por el número de muertes e incapacidades que produce de forma indirecta.

La Hipertensión Arterial es uno de los principales de Factores de Riesgo de otras patologías como son:

1/ Enfermedades cerebrovasculares

2/ Enfermedades renales

3/ Enfermedades cardíacas

Guia Hipertensión Arterial

El Tratamiento de la Hipertensión Arterial supone un gran coste económico para los países occidentales.

Es prioritario desarrollar estrategias eficaces de prevención de la Hipertensión.

Especialmente en aquellos individuos de riesgo como son:

1/ La población fumadora

2/ Los Diabéticos

3/  La población mayor de 60 años

Siendo necesaria en todos los casos una atención multidisciplinar, ya que, como hemos dicho la HTA supone una de las enfermedades crónicas más prevalentes en la actualidad.

Una hipertensión marcadamente elevada, disminuye las expectativas de vida del paciente en un 30/40%.

Clasificación de Hipertensión Arterial

≥ 140 mmHg de Presión arterial máxima o una Presión arterial mínima  ≥ 90 mmHg

La tensión arterial se puede medir con un monitor o tensiometro de brazo digital, en la actualidad hay varios tensiometros con gran precisión, citamos como ejemplo 2 del fabricante Omron como el Tensiometro Omron M3 o bien el Omron M6 IT

Esta definición se utiliza para clasificar a jóvenes, adultos de mediana edad y ancianos.

En el caso de niños y adolescentes, se adoptan criterios basados en percentiles para el diagnóstico de la
Hipertensión Arterial, ya que no se dispone de datos de estudio en este grupo de edad.

Pese a ello hemos querido añadir en nuestra Infografía toda la información específica para valorar la tensión arterial por edades y especialmente en niños.

Existen tipos especiales de Hipertensión Arterial como son:

Hipertensión Arterial Resistente o Refractaria al Tratamiento

Es una elevación mantenida de la Presión Arterial por encima de los valores normales fijados como objetivo a pesar de existir un tratamiento farmacológico.

Este tipo de Hipertensión está asociada frecuentemente a un daño subclínico de órganos blancos por lo que el Riesgo Cardiovascular es mayor.

Hipertensión Arterial de Bata Blanca

Consiste, en que la Presión Arterial medida en consulta está constantemente en rango elevado o hipertenso,
mientras que en los valores medios de esta son normales en el domicilio.

MAPA (Monitorización Ambulatoria de la Presión Arterial) o domiciliarios siempre están en rango normal o normotenso.

Hipertensión Oculta o Enmascarada

Es lo contrario a la Hipertensión de Bata Blanca, es decir, el paciente presenta cifras tensionales normales en consulta y valores  elevados domicilio.

Estos pacientes, presentan un riesgo cardiovascular similar al de los pacientes hipertensos establecidos por tanto es muy importante un diagnóstico correcto de este tipo de HTA.

Prevalencia de la Hipertensión Arterial

Existen pocos datos comparativos entre la prevalencia de la HTA y las tendencias temporales de la
Presión arterial en los países europeos.

La prevalencia de la hipertensión arterial se sitúa entorno al 30/45% de la población general, aumentando de forma notable en edades avanzadas.

Uno de los datos comparativos más usados es la mortalidad por ICTUS, ya que la prevalencia
de la HTA y la mortalidad por ICTUS guardan una gran relación.

Riesgo Cardiovascular Total

Como ya sabemos, la HTA es uno de los factores más importantes del riesgo cardiovascular.

Es necesario realizar una evaluación para estimar dicho riesgo.

Uno de los modelos más usados en Europa para estimar el riesgo CV es el: SCORE

 Systematic Coronary Risk Evaluation (SCORE)

Este modelo permite estimar el riesgo de muerte por enfermedad CV en 10 años según edad; sexo; hábitos de consumo de tabaco; colesterol total y Presión Arterial.

El sistema SCORE expresa el riesgo de morir en 10 años por una enfermedad cardiovascular.

Sin embargo, en pacientes jóvenes el riesgo CV puede ser bajo a pesar de presentar una presión arterial elevada y factores de riego elevados.

Debido a la dependencia de la edad en el sistema SCORE, siendo esta una de las principales desventajas del SCORE.

Gasto Económico

La Hipertensión Arterial supone una enorme carga económica y social a nivel mundial, debido a las
comorbilidades asociadas y a las complicaciones crónicas que afectan a la calidad de vida de los pacientes.

Los gastos globales del tratamiento antihipertensivo son alrededor de unos 60 millones de euros anuales.

De los cuales más del 90% se gastan en países de altos ingresos, mundo occidental.

Mientras que los países de bajos ingresos, a pesar de tener una carga de la enfermedad cinco veces más alta que los de altos ingresos, solo suponen un 10% de los gastos globales del tratamiento antihipertensivo.

Teniendo en cuenta todos estos datos, es importante hacer hincapié en realizar un correcto manejo de la Hipertensión Arterial para disminuir el gasto económico, además de mejorar la calidad de vida y aumentar la vida de los pacientes.

Como se Diagnóstica la Hipertensión 

Examen Físico e Historia Médica

Para realizar una evaluación diagnóstica correcta de la Hipertensión Arterial se debe de:

1/ Confirmar el diagnóstico de HTA mediante examen físico

2/ Historia médica del paciente
3/ Pruebas de laboratorio

4/ Contemplar aspectos genéticos,

5/ Detectar las posibles causas de una Hipertensión secundaria,

6/ Evaluar el riesgo cardiovascular y posibles daños orgánicos relacionados.

Examen Diagnostico de Enfermeria 

El examen físico incluye: peso y talla, relación cintura/cadera, IMC, evolución de pulsos, FC, auscultación cardiaca y medición correcta de la PA.

La Presión Arterial, para un diagnóstico de HTA eficaz, se debe medir preferiblemente en la
parte superior del brazo adaptándose al perímetro del brazo.

Se ha de medir tras haber pasado 3-5 min desde que el paciente se sienta y está en reposo.

Tomándose dos mediciones de la Presión Arterial dejando 1-2 min entre ellas, así como medir
la Presión Arterial del paciente tras 2 min en bipedestación.

La medición de la presión arterial ha de combinarse siempre con la medición de la frecuencia cardiaca, pues los valores de la frecuencia cardiaca en reposo son predictores de complicaciones cardiovasculares.

Una vez se diagnostica la HTA se debe de abrir una historia médica, que incluya la fecha de diagnóstico, mediciones presentes y pasadas de la presión arterial, incluidas las mediciones domiciliarias, así como, buscar posibles factores de riesgo asociados y posibles complicaciones de daño orgánico.

Se ha de valorar también la HTA secundaria que incluye si el paciente tiene antecedentes de enfermedad cardiovascular, si toma fármacos como anticonceptivos orales, glucocorticoides entre otros.

Además, en la historia médica de un paciente hipertenso, se ha de incluir el manejo de la HTA, con el tratamiento antihipertensivo en curso y pasado del paciente y la adherencia al tratamiento.

Pruebas de Laboratorio y Aspectos Genéticos

El principal objetivo de realizar pruebas de laboratorio, es detectar otros factores
de riesgo cardiovascular, evaluar daños orgánicos e identificar posibles causas de una HTA
secundaria.

Los principales parámetros a medir son: glucemia, urea, creatinina
sérica y en orina, electrolitos, ácido úrico, colesterol total, HDL y LDL, triglicéridos,
T3, T4 y TSH.

El tener antecedentes de Hipertensión en la familia es un signo muy frecuente de los
pacientes hipertensos, entre un 35-40% de la HTA es producida por herencia genética.

Estos hallazgos pueden ser útiles para elaborar modelos de estimación del riesgo de daño orgánico.

Estrategias Terapéuticas

El principal propósito del tratamiento de la HTA es reducir la presión arterial hacia valores
normales.

De forma que disminuya considerablemente el riesgo cardiovascular total, manteniendo una buena calidad de vida.

Esto requiere también el tratamiento de los factores de riesgo asociados.

Para lograr más fácilmente una presión arterial deseada, las estrategias terapéuticas y de tratamiento se han de instaurar antes de que se produzca un daño cardiovascular significativo.

Cambios en el Estilo de Vida

Una serie de cambios adecuados en el estilo de vida de la persona, son el pilar principal en la prevención y tratamiento de pacientes ya hipertensos.

Ensayos clínicos han demostrado que los efectos en los cambios en el estilo de vida para la reducción de la presión arterial pueden llegar a ser igual de equivalentes que al tratamiento farmacológico.

Además, de la reducción en la PA los cambios en el estilo de vida, también contribuyen al control de los factores de riesgo asociado así como a disminuir el riesgo CV.

El principal inconveniente de esta estrategia terapéutica, es la falta de seguimiento de los propios pacientes a largo plazo.

Las recomendaciones para el cambio en el estilo de vida son:

Reducción de la ingesta de sal

Se ha demostrado que una reducción del consumo de sal a 5 g/día tiene un efecto reductor de la PA considerable en pacientes normotensos e hipertensos.

Se recomienda una ingesta diaria de sal de 6 g/día.

Disminución el consumo de alcohol

la relación entre el consumo de alcohol y la elevación de la PA es lineal.

El consumo regular de alcohol hace que pacientes hipertensos no reduzcan cifras tensionales a pesar del tratamiento farmacológico.

Se recomienda una ingesta diaria máxima de alcohol de 10g/día.

Dieta mediterránea

Estudios han demostrado que la dieta mediterránea tiene un efecto cardioprotector.

Reducción del peso corporal: como ya sabemos, la HTA guarda una gran relación
con el exceso de peso.

Se ha demostrado que una reducción de 5,1 kg logran reducir la PA en 4 mmHg

Además, la pérdida de peso puede aumentar la eficacia del tratamiento farmacológico antihipertensivo.

Ejercicio físico de forma regular: un estudio ha demostrado que un ejercicio
aeróbico, es capaz de disminuir la PA entorno a un 6,9/4,9 mmHg en pacientes hipertensos.

Se recomienda al menos 30 minutos diarios de ejercicio.

Dejar de fumar: el tabaco es uno de los riesgos más importantes en las
enfermedades cardiovasculares.

Dejar de fumar probablemente sea uno de los cambios en el estilo de vida más eficaz para disminuir la PA y prevenir enfermedades CV.

Tratamiento Farmacológico

El inicio del tratamiento para bajar la PA debe decidirse según dos criterios: nivel de PAS/PAD y el nivel de riesgo CV total.

El tratamiento farmacológico se ha de empezar de forma inmediata en la HTA Grado III, así como en las de Grado I y II que presenten un riesgo CV total alto o muy alto.

En los hipertensos Grado I y II con riesgo CV total moderado se puede posponer el tratamiento farmacológico (no los cambios en el estilo de vida) unas semanas.

Los fármacos de elección más usados según distintas guías de la Sociedad Europea de Cardiología e Hipertensión son:

Diuréticos, betabloqueantes, antagonistas de los canales del calcio y los inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina (IECA).

Estos fármacos, son los más adecuados en el tratamiento antihipertensivo tanto de forma combinada como en monoterapia.

Resumen de las Estrategias Terapéuticas

Manejo del Paciente Hipertenso

Tras la instauración del tratamiento antihipertensivo es importante ver al paciente
cada 2-4 semanas para valorar la eficacia del tratamiento, así como posibles efectos
secundarios.

Una vez se ha conseguido el objetivo marcado de las cifras tensionales se pueden realizar las consultas de seguimiento cada varios meses, pudiendo ser realizadas por el personal de enfermería.

Es recomendable realizar una evaluación de los riesgos cardiovasculares y el daño orgánico asintomático cada dos años.

Sin embargo las pruebas para realizar esta evaluación son bastante costosas, por lo que una de las más usadas y recomendadas es el electrocardiograma.

Cuando, tras el seguimiento del paciente, se ve que mantiene un control efectivo durante un largo tiempo, se le puede reducir la dosis de fármacos utilizados.

Sobretodo, en el caso de que el control de la PA vaya acompañado de cambios en el estilo de vida que perduran en el tiempo.

Cuando se realiza esta reducción del tratamiento farmacológico, se ha de evaluar al paciente con cierta frecuencia por el riesgo de la reaparición de la HTA.

Estrategias de Equipo para manejar la HTA

A pesar de la abrumadora evidencia de que la HTA es uno de los principales factores de riesgo Cardiacos, sigue existiendo una baja tasa de control de la Presión arterial.

Esto es debido a varios factores como son:

La inercia médica, la cual es generada temor a una reducción en la perfusión de los órganos vitales por la disminución de la PA o preocupación de los efectos secundarios entre otros factores.

La falta de adherencia al tratamiento, lo cual es uno de los factores más importantes en el bajo control de la PA, sobretodo se da respecto a los cambios en el estilo de vida donde el paciente es bastante reacio a realizarlos, por otro lado están quienes interrumpen el tratamiento u olvidan tomar la dosis.

Y por último están las deficiencias de los sistemas de salud en su intento de manejo de la HTA.

Es primordial realizar unas correctas estrategias para que haya un control adecuado de la tensión arterial

Lo primero a tener en cuenta, es que el manejo de la HTA requiere de una estrategia de varios profesionales a la vez.

Varios estudios muestran que la atención en equipo reduce de forma más considerable la presión arterial que simplemente con una atención convencional.

Atención en Equipo, Medico – Farmaceutico – Enfermera

Una atención multidisciplinar en la que está presente el personal de enfermería tiene un efecto muy beneficioso si realizan tareas como son la educación para la salud, evaluación de la adherencia al tratamiento y consejos médicos y de estilo de vida.

No cabe duda de que un enfoque multidisciplinar en el tratamiento de la HTA presenta un importante potencial para conseguir los objetivos deseados del tratamiento.

Médicos, enfermeros y farmacéuticos deberían de interactuar de forma habitual en el tratamiento de la HTA, así como tener comunicación con especialistas si la situación así lo requiriera.

En el caso de la figura de la enfermería, es especialmente importante que el paciente realice los cambios en el estilo de vida de forma eficaz y se mantengan a largo plazo, así como para mejorar la adherencia al tratamiento, sobre todo en los pacientes donde es bastante baja a largo plazo.

Consejos Para Mejorar mi Presión Arterial

Consejos Prevención HTA

Un estilo de vida saludable es la mejor manera de prevenir la hipertensión arterial. A continuación pueden echar un vistazo y comprobar que es más sencillo de lo que parece

REDUZCA El Consumo de grasas y Colesterol de la dieta.

Elija las partes más magras de la carne, el pollo y el pavo sin piel son muy aconsejables así como la mayoría de pescados a excepción del marisco ya que son altos en colesterol.

Reduzca la margarina y la mantequilla y evite las mantecas. Muy aconsejable el aceite de oliva

REDUZCA el consumo de sal

Cuanta más sal consuma mas agua retendrá y más aumentara su presión arterial

Limite su consumo a una cucharadita de café al día. Un buen consejo: pruebe productos bajos en sal o a utilizar hierbas aromáticas para sazonar sus platos,quizá se sorprenda

CONSUMA CANTIDADES SUFICIENTES DE POTASIO, CALCIO Y MAGNESIO

A través de frutas frescas como el platano (gran fuente de potasio) , zumo de naranja y leche y/o yogurt entre otros

Hacer + Ejercicio

Intente sacar de su tiempo 30 min al día 5 días a la semana y elija en función de sus gustos correr , nadar,ir en bicicleta ya que son buenos los ejercicios que aumentan nuestra frecuencia cardiaca.

Andar se considera una de las mejores formas de hacer ejercicio y una de las menos costosa, e incluso bailar también es muy beneficioso así es que dentro de tanta variedad no hay excusa.

Reduzca el ESTRÉS

Poco que decir respecto al estrés tras su puesta de moda en el siglo XXI. Es muy aconsejable intentar reducirlo con meditación, ejercicios relajantes o incluso un buen libro.

VIGILE LA MEDICACIÓN que toma

Es importante que su profesional sanitario conozca todo lo que está tomando, tanto fármacos como infusiones o hierbas medicinales ya que estas pueden influir en su tensión arterial

Controle su peso

Colabore para mantener su peso adecuado ya que el sobrepeso aumenta la probabilidad de que su tensión arterial sea elevada

Deje de FUMAR

Si fuma, déjelo.

Si alguna persona en su casa fuma pídale que lo deje también será mucho más fácil para usted si también lo hacen. Hay diferentes formas para dejar de fumar, infórmese en su centro sanitario y no pierda años de su vida!

Moderar el consumo de ALCOHOL

Si bebe alcohol no más de una o dos copas al día.

Aunque usted no tenga síntomas y no sienta este exceso de tensión arterial en su organismo con el tiempo puede lesionar sus vasos sanguíneos además de otros órganos vitales como su cerebro y/o su corazón

Por ello es muy importante su colaboración para reducir las posibilidades de sufrir un síndrome coronario agudo, más comúnmente conocido con infarto cardiaco y a nivel cerebral una embolia o infarto.

¿TENGO RIESGO DE TENER LA PRESIÓN ALTA?
Si responde afirmativamente a cualquiera de estas preguntas, podría tener riesgo de ser hipertenso.
¿Está usted muy estresado?
¿Alguien de su familia está diagnosticada de hipertensión arterial, enfermedad coronaria o diabetes?
¿ Tiene el colesterol alto?
¿ Es usted diabético?
¿ Abusa de la sal en su dieta?
¿ mayor de 60años?
¿ Es usted varón?
¿ Es mujer en el periodo de la menopausia?
¿ Fuma?
¿Consume grasas en exceso y pocas verduras y frutas?
¿Es usted afroamericano/a?


_______________________________________________________________

Bibliografía:

1 Actuarial Society of America and the Association of Life Insurance Medical Directors. Supplement to blood pressure study. New York: Actuarial Society of America; 1941.
2 Lurbe E, Cifkova R, Cruickshank JK, Dillon MJ, Ferreira I, Invitti C, Kuznetsova T,Laurent S, Mancia G, Morales-Olivas F, Rascher W, Redon J, Schaefer F, Seeman T,Stergiou G, Wuhl E, Zanchetti A. Management of high blood pressure in children and adolescents: recommendations of the European Society of Hypertension.J Hypertens 2009;27:1719–1742.
3  Cuspidi C, Macca G, Sampieri L, Michev I, Salerno M, Fusi V, et al. High prevalence of cardiac and extracardiac target organ damage in refractory hypertension. J Hypertens 2001; 19:2063–2070.

Sobre Alba Becerro

Alba Becerro

Graduada en Enfermeria, Alba Becerro.
Enfermera de Toledo.


¿Quieres leer más artículos de Alba Becerro?

No hay comentarios

    Recibe GRATIS en tu email nuestras recomendaciones de salud

    ico newsletter
    100% libre de SPAM
    Acepto las condiciones y política de privacidad de enfermera.io