Vacuna Papiloma Humano

Publicado por enfermera.io | 26.03.2014 | Vacunas

VACUNA FRENTE AL VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO

¿Cuál es la relación entre el virus del papiloma humano y el cáncer de cuello uterino?

En la mujer, el cáncer de cuello del útero se produce solamente si ha habido una infección previa por el virus del papiloma humano (VPH). Este virus afecta a más de la mitad de las mujeres que tienen relaciones sexuales, aunque en la gran mayoría de ellas no les provoca ningún problema y vencen la infección sin tan siquiera haberla notado. Solo cuando persisten los virus durante muchos años (20-30) en el organismo y si son de determinadas familias concretas, es cuando pueden producir un tumor maligno.

¿Cómo se contagia el VPH y quién tiene más riesgo de padecer cáncer?

Se contagia por medio de las relaciones sexuales. La probabilidad de desarrollo de cáncer es mayor cuanto más precoces sean el inicio de estas relaciones y mayor el número de parejas. También influyen otros factores como el tabaquismo y los problemas inmunitarios.

¿Qué importancia tiene el cáncer de cuello uterino?

En España este tipo de cáncer es poco frecuente aunque se prevé un aumento futuro, dados los cambios en los hábitos sexuales de la población joven y adolescente. En este momento el cáncer de cuello o cérvix uterino supone el 7º-10º en frecuencia de todos los cánceres que afectan a las mujeres española. Cada año se detectan en nuestro país más de 2.000 casos nuevos , en gran medida gracias al programa de cribado mediante citologías.

Anualmente fallecen en España más de 700 mujeres por esta causa.

¿Qué vacunas hay y cómo funcionan?

En la actualidad hay dos vacunas en el mercado, Gardasil® y Cervarix®; ambas protegen contra los dos tipos de papilomavirus que con mayor frecuencia (70-80%) son causantes del cáncer. Las personas vacunadas desarrollan defensas que evitan la infección por estos virus en caso de contacto, aunque hay que tener muy presente que no todos los virus implicados en los tumores malignos del cuello uterino están contenidos en las vacunas disponibles hoy en día.

La vacuna Gardasil® protege también contra la infección por los papilomavirus que con más frecuencia causan las verrugas genitales benignas.

¿Por qué los hombres no se suelen vacunar?

El papel de los hombres es fundamentalmente de meros transmisores del virus, aunque también se han descrito cánceres genitales y de otras localizaciones en los varones provocados por el VPH, pero son muy raros.

¿Por qué debo vacunar a mi hija contra el VPH?

La vacunación solo es eficaz cuando todavía no se ha producido la infección y esto solo puede garantizarse cuando aún no se han iniciado las relaciones sexuales. Por esta razón, son las preadolescentes y adolescentes las que potencialmente resultarán más beneficiadas de su efecto preventivo.

¿Cómo se vacuna contra el virus del papiloma humano?

Esta vacunación está incluida en los calendarios sistemáticos de todas las comunidades autónomas españolas, administrándose a las chicas entre los 11 y los 14 años (consultar calendarios). Está admitido su empleo en niñas y mujeres de 9 años en adelante. Por encima de la edad oficial de cada calendario autonómico su adquisición no será gratuita, sino a cargo del ciudadano. La pauta completa consta de 3 dosis inyectables y se finaliza en 6 meses.

Una de las vacunas comercializadas está autorizada para su administración a varones como prevención de las verrugas genitales.

¿Qué debo hacer si se ha olvidado una dosis?

Deberá ponerse la dosis o las dosis que falten, sin necesidad de empezar la pauta de 3 inyecciones de nuevo.

¿Cuándo está contraindicada esta vacuna?

Solo está contraindicada cuando haya sucedido previamente una reacción alérgica grave con una dosis de vacuna contra el VPH o cuando se padezca una enfermedad importante.

¿Cuáles son los riesgos de la vacuna?

El riesgo de que esta vacuna produzca un efecto adverso grave es extraordinariamente raro. En los dos casos de convulsiones estudiados en Valencia en los pasados años ha sido descartada su relación causal con la vacunación. Las únicas reacciones adversas comunes serán el dolor y enrojecimiento en el lugar de la inyección, y fiebre poco importante.

Finalmente, uno de los “riesgos” más temidos de la vacunación es que equivocadamente traiga consigo una disminución en el seguimiento de los controles preventivos, mediante citologías vaginales, en la vida adulta de la mujer. Asimismo continuará siendo preciso y por lo tanto recomendable, seguir manteniendo las medidas adecuadas para evitar el contagio de otras infecciones de transmisión sexual y los embarazos no deseados.

Sobre enfermera.io

Equipo Editorial de Enfermera.io

¿Quieres leer más artículos de enfermera.io?

No hay comentarios

    Deja tu comentario

    Recibe GRATIS en tu email nuestras recomendaciones de salud

    ico newsletter
    100% libre de SPAM
    Acepto las condiciones y política de privacidad de enfermera.io