Como favorecer la curación de Heridas mediante la dieta en la Tercera Edad.

Publicado por Ursula Sánchez | 25.03.2014 | Heridas

El proceso de cicatrización en la curación de las heridas, es una respuesta natural de nuestro cuerpo originada por una serie de reacciones químicas de diferentes elementos que todos tenemos en sangre y que en combinación participan activamente en este proceso.

Ante una Herida nos encontramos con diferente fases.

FASE INFLAMATORIA

Es la primera respuesta  a la lesión, en esta fase se eliminan las bacterias.

FASE PROLIFERANTE

Aquí ya se forma el tejido de granulación y aumentará el colágeno para que se cierre la herida.

FASE REMODELACIÓN O MADURACIÓN

Se contrae la cicatriz y se realinea el colágeno, desapareciendo finalmente el edema.

El problema nos viene cuando estas lesiones se producen  en personas con patologías previas como son: diabetes, problemas del sistema vascular y por supuesto edad avanzada.

Las carencias nutricionales, nos impiden un buen proceso de recuperación de los tejidos. Ahora bien, la complicación nos viene como en otros casos, al enfrentarnos a los grupos poblacionales con mayor riesgo de desnutrición, en este caso hablaremos de los ancianos ya que es el grupo que más ha crecido exponencialmente en los últimos años.

Los ancianos presentan un riesgo importante hacia la desnutrición, la cual se consideraría ya establecida, si alcanzamos valores de albúmina sérica menores de 3,5ml/dl. Es al enfrentarnos a este sector poblacional cuando nos encontramos un tipo de heridas muy común entre ellos, debido a su falta de movilidad unido además a sus problemas circulatorios.

Este fenómeno lo conocemos con el nombre de: úlceras por presión, las cuales, simplemente son áreas de piel lesionada al sufrir isquemia en sus tejidos, provocando en ocasiones necrosis tisular debido a permanecer demasiado tiempo en la misma posición. Formándose generalmente en los puntos más protuberantes del cuerpo, ya que actúan como punto de apoyo en las personas inmovilizadas (tobillos, talones, caderas..)

El riesgo viene cuando la infección pasa al torrente sanguíneo, pudiendo desencadenar una complicación para la vida de la persona.

COMO PODEMOS PREVENIR ESTE TIPO DE HERIDAS CON LA ALIMENTACIÓN

Una persona con este tipo de lesiones, de entrada, debería sufrir un incremento de la dieta en 500 Kcal al día, debido a su proceso infeccioso que en muchas ocasiones le viene inherente.

Por otro lado, las proteínas, las cuales juegan un papel muy importante en la cicatrización de las heridas, podrían llegar a ascender en sus necesidades  hasta un valor de: 2g por Kg de peso y día. Estas son importantes para que se otorgue oxigeno suficiente a un tejido, para su posterior cicatrización, además de ayudar a fortalecer el sistema inmunológico.

¿Cómo podríamos aportar un “extra” de este grupo a nuestros mayores desde casa?

Pero más importante incluso que las proteínas, es el aporte de algunas vitaminas y minerales como son:

Vitamina C

Una carencia de esta, pude retrasar el proceso de la cicatrización. Un dato importante a señalar, es que hace falta tomarla en crudo ya que se pierden sus propiedades con la cocción. Podemos encontrarla en alimentos como: cítricos, brócoli, coliflor espinaca…

Vitamina K

Muy importante en el proceso de coagulación, por lo que un aporte adecuado de esta, nos ayudara a reducir la hinchazón y los hematomas. Se encuentra en: verduras de hoja verde oscura (espinaca, brócoli, col de Bruselas), lechuga, aguacate y germen de trigo.

Zinc

Su carencia es todavía más frecuente que la de vitamina C, desempeña un papel fundamental en la formación de colágeno  y previene el daño por isquemia,  mejora la resistencia de la herida para evitar su rotura. Alimentos ricos en este mineral son: carne de cerdo y cordero, nueces, legumbre, levaduras.

Cobre

Forma parte de numerosas proteínas relacionadas con el metabolismo del Hierro con el cual trabaja para la formación de los glóbulos rojos  y con la síntesis y regeneración de los tejidos. Lo podemos encontrar en: mariscos, legumbres, vísceras y nueces.

Por último hay que señalar, que la cicatrización es un proceso multifactorial, en la que aparte de la nutrición, intervienen factores como:

Ursula Sánchez Enfermera

Sobre Ursula Sánchez

Ursula Sánchez Grado en Enfermeria. Enfermera Especializada en Nutrición Enfermera de Quirófano.

¿Quieres leer más artículos de Ursula Sánchez?

Hay 6 comentarios

  • 25.03.2014
    Pilar dice:

    Articulo interesante, facil de entender y de seguir sus recomendaciones. Me interesaria que me explicase por que se rompen las uñas y a que es debido. Es algo que me ocurre ultimamente. Gracias

    • Úrsula
      26.03.2014
      Úrsula dice:

      Muchas gracias Pilar, lo primero decirte que la rotura de uñas puede tener diferente etiologia, si tienes descartada cualquier enfermedad de tipo metabolico así como la anemia ferropenica, quizás deberias valorar la idea de subir la ingesta de alimentos ricos en : Vitamina A,B7 y D. Los cuales podrás encontrar en alimentos como feculas,yema de huevo y setas respectivamente aunque esta última esta intimamente relacionada con las horas de exposición solar.
      No obstante te recomiendo Pilar que protejas tus uñas de productos corrosivos así como de climas extremos. Y tengas en cuenta que la uña tarda varios meses en regenerarse.
      Un saludo.
      Úrsula

Deja tu comentario

Recibe GRATIS en tu email nuestras recomendaciones de salud

ico newsletter
100% libre de SPAM
Acepto las condiciones y política de privacidad de enfermera.io